¿Por qué Myanmar está de moda para viajar?

Cada vez son más los viajeros que deciden hacer su maleta y viajar rumbo a Myanmar, convirtiéndose poco a poco, en uno de los destinos más de moda del Sudeste Asiático. ¿Por qué Myanmar está de moda para viajar? La respuesta es muy sencilla.

  • Viajar a Myanmar conlleva conocer una cultura muy rica y muy distinta a la occidental a la que estamos acostumbrados. Influida fuertemente por el budismo, la cultura de Birmania arrastra grandes obras de arte, sobre todo en arquitectura y literatura. Podrás ver unos templos budistas tan impresionantes que te dejarán con la boca abierta.
  • La gastronomía de Myanmar, al igual que su cultura, es única. Influenciada por las ricas cocinas de China, Tailandia e la India, abundan mucho el arroz, los fideos, las especias y el pescado en los patos principales del país. Comidas que te sorprenderán y harán que intentes repetir esas recetas nada más llegar a casa.
  • Las playas de Myanmar son uno d ellos grandes tesoros de este destino. Playas que parecen haber sido sacadas de un paraíso o de una película, con arena blanca y agua cristalina. Myanmar tiene unos rincones a pie de playa perfectos para relajarte y desconectar de los problemas del día a día.
  • Visitar pagodas tan importantes como la de Piedra Dorada o la de Shwedagon. Son monumentos a los que debes de ir con tiempo y con la cámara de fotos preparadas, porque podrás sacar unas fotos espectaculares.
  • Una de las razones para visitar Myanmar es su gente. Lo mejor de Myanmar son sus habitantes. Por lo general son gente sencilla, amable y muy hospitalaria con sus turistas. Siempre con una sonrisa en la cara, te atenderán con mucho cariño y si necesitas ayuda y ellos pueden hacer algo por ayudar, lo harán.
  • Los paisajes naturales de Myanmar son un atractivo más que añadir a la lista. Podrás encontrar paisajes únicos, donde hacer senderos rodeado de naturaleza en estado puro.

Sin duda, viajar a Myanmar es la oportunidad perfecta para conocer otra cultura, visitar lugares maravillosos y vivir una experiencia única. ¡No te lo pienses, haz la maleta y a viajar!